01_El Glühwein
El Glühwein: ¿lo conoces? ¿Sabes qué es?
enero 2, 2022
01_La historia del cocido madrileño
La historia del cocido madrileño
enero 31, 2022

La croqueta es, sin duda, una de las tapas más populares de España, e incluso un pequeño comestible que puede ser consumido en reuniones íntimas, o simplemente en un almuerzo cualquiera.

A pesar de ser una receta casi indispensable en cualquier hogar español, es posible que nunca te hayas detenido a pensar cuál es su origen. De hecho, te sorprenderá saber que las croquetas no fueron creadas en España… ¡y esto te lo contamos a continuación!

Primera receta en Francia

Sí, lo que mencionamos anteriormente es verdad: las croquetas no son españolas, sino francesas. Claro, la versión que se conoce en la actualidad no es la misma que apareció en la receta publicada en 1691 en un libro llamado Le cuisinier roial et bourgeois.

Tanto los ingredientes como la forma de preparación que aparece en reiteradas ocasiones en ese recetario fueron propuestos por François Massialot, un chef perteneciente a la burguesía francesa.

El nombre, por su parte, proviene del francés croquer que significa crujir, aunque las croquetas son, mejor dicho, un diminutivo de esa palabra.

En ese entonces la preparación se basaba en picadillos de carne unidos con hierbas y huevos, aunque es cierto que sí se empanizaban y se freían tras pasarlas por pan rallado.

Aparición de la salsa bechamel

Ahora es momento de hablar, brevemente, sobre el origen de la salsa bechamel. Sabemos que en muchos institutos gastronómicos y en Internet pueden abundar distintas versiones sobre esta majestuosa receta, pero 1733 es el año en el que se remite su aparición.

Nuevamente de la mano de un chef francés, Vincent la Chapelle, el libro The modern cook (escrito, por cierto, en inglés), fue publicado en la fecha mencionada, y una de sus recetas se enfoca en la preparación de una crema de mantequilla, hierbas, harina y leche.

Por supuesto, se trataba de la salsa bechamel, llamada así en honor a Louis de Béchameil, un marqués francés.

Poco tiempo después los cocineros comenzaron a incluir esta base cremosa en sus croquetas y, sin duda, los comensales estuvieron más que complacidos con esta innovadora idea.

02_La croqueta y su historia

Adaptación de la croqueta española

Entonces, ¿Cuándo llegaron las croquetas a España? Durante la Guerra de la Independencia no solo se vivieron momentos bélicos, sino que también hubo un gran proceso de inclusión de otras comunidades europeas, y la francesa era una de ellas.

Algunas minutas de aquel entonces rezaban que se les ofrecían «fritos de croquetas» a los comensales, pero no se especificaba cuál era la receta. Después de un tiempo sí aparecieron las adaptaciones de estas tapas francesas en España.

Pero, para sorpresa de muchos, no se trataba de una comida salada, sino que estaban diseñadas para servirse como postre.

Al menos eso es lo que aparece en el libro Manual de la criada económica y de las madres de familias que desean enseñar a sus hijas lo necesario para el gobierno de su casa, cuyo curioso nombre se une con sus curiosas recetas.

En el caso de las croquetas españolas, la preparación incluía arroz con leche que, a su vez, se convertía en bolitas, se empanizan y se freían.

Poco tiempo después comenzaron las variaciones que, finalmente, dieron origen a las croquetas que se conocen en la actualidad.

Sí, esas que vienen con picadillos de jamón o de cualquier otro ingrediente que aporta mucho, mucho sabor (incluso si se trata de las sobras de alguna comida anterior).

¿Quieres saber algo más sobre las croquetas? ¡Tienen un día internacional! Sí, el 16 de enero muchas escuelas de gastronomía en Madrid empezarán o continuarán sus cursos de cocina 2022 con esta celebración, ¡y nosotros no somos la excepción!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 16 =

Escribe tu consulta
¿Necesitas ayuda?
Hola, en Escuela Camba, estaremos encantados de contestar a tus preguntas.